jueves, 21 de agosto de 2014

Pon un Chihuahua en tu vida

Recibe el nombre del estado más grande de la República Mexicana, se supone que vivió en este estado salvaje y fue capturado y domesticado por los indígenas durante la época de la civilización Tolteca.

El Chihuahua es la raza más pequeña de todas las del mundo, no hay otra tan compacta, tan encantadora, ni tan inteligente. Es un excelente perro guardián, ya que tiene un agudo sentido del oído y una vista privilegiada.

Los Chihuahuas son perritos extraordinariamente resistentes, son notablemente longevos y alcanzan frecuentemente de 14 a 19 años.

Un chihuahua irradia personalidad, su viveza y devoción son ilimitadas, y en modo alguno es un perro ladrador, ni irritable ni malcriado a menos que su dueño lo estropee. No necesitan corretear y les gusta la comodidad quizá más que a otros perros, No son raspadores ni destructivos. Pueden captar los cambios de humos de sus propietarios instantáneamente, debido a su gran sensibilidad, es así que un tono de voz destemplado puede sumirlos en un gran desconsuelo. Es encantador, delicado y adorable, pero curioso, sagaz y desvergonzado, no es uno de esos ejemplares que se pueda dejar olvidado en el piso.

En nuestra experiencia como criadores, nunca pensábamos en criar razas chicas, un buen día tuvimos el primer Chihuahua y conocerlo fue enamorarnos. El tiempo fue pasando y no hay nada más placentero que ver a esas mini-mamás cuidando denodadamente a sus chiquitos, les puedo asegurar que son experiencias que marcan profundamente el corazón de cualquier ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario